El portal Guía Universitaria emite estos cuatro consejos que te ayudarán a pasar por este mal momento de haber obtenido una mala calificación o reprobado y dar la mejor cara para la hacerlo mejor en tu siguiente oportunidad.

1. Comprende lo que pasó

¿Por qué tu resultado no fue el que esperabas? ¿Qué te faltó entender para este examen? Consulta con el profe hasta aclarar tus dudas y entender completamente el motivo de este resultado. Solo así podrás empezar a hacer a un lado la frustración y dejar ir esa sensación negativa.

2. Hora de mejorar

Todo el repaso que hagas de por qué este resultado no fue positivo debe ser pensando en mejorar, buscando que la próxima vez tu resultado sí sea positivo, pero además, debes buscar convertirte en un mejor estudiante.

Aprender de tus fracasos no solo te será útil hoy, sino que es una habilidad esencial para el resto de tu vida.

3. Organízate mejor

Si planeas cómo prepararte para los exámenes, es momento de considerar que esta estrategia puede estar fallando.

Si no tienes un sistema organizado para estudiar, quizá sea hora de iniciar una rutina de estudios para que los exámenes no te tomen desprevenido.

4. Relájate un poco

Ve al cine, compra un libro nuevo, mira un capítulo de tu serie favorita, escucha música, baila, sal a correr… Cualquier cosa que te haga sentir mejor y olvidarte de los estudios por un momento será útil para superar un mal resultado en un examen.

¿Te fue mal esta vez? No dejes que ese sentimiento te domine, tienes todo para mejorar tus resultados y si te esfuerzas por hacerlo lo lograrás en poco tiempo.

Fuente: Guía Universitaria