Si estás por elegir una orientación para realizar tus estudios universitarios, te dejamos una lista de consejos que te serán de utilidad.

  • No tomes una decisión de manera influenciada. Mucha gente te dará opinión sobre tus estudios pero debes tomar estas charlas como consejos. Además, no te dejes influir por lo que esperan tus padres de ti, por la carrera que está de moda o por dónde van a ir tus amigos. 
  • Debes conocer tus prioridades, intereses, hacer un plan de vida, saber para qué eres bueno, tus habilidades y cómo es tu carácter.
  • Para tomar tu decisión, busca profesionales que se dediquen a la orientación vocacional. El asesoramiento es una parte crucial para conseguir encontrar aquello que realmente buscas. 
  • Es recomendable que desde la secundaria acudas con un orientador que de seguimiento a tu plan de vida.
  • Escucha varias opciones de carreras y universidades, ya que cambian de acuerdo con su ideología.
  • Olvídate del dinero: no puedes guiar tu decisión por cuestiones económicas, porque si eliges una carrera que en un área que no es de tu agrado solo por el dinero, trabajarás inconforme toda tu vida. Sabrás si elegiste bien tu carrera si ejercieras tu profesión incluso gratis.
  • No te dejes estar: si terminaste o estás terminando la prepa, no dejes para último momento esta decisión. Mantén una actitud activa y averigua todo lo que puedas con docentes, profesionales y estudiantes sobre las diferentes profesiones y sus posibilidades de desarrollo.

Si con estos consejos genéricos ves que no puedes buscar tu orientación vocacional, estas son algunas recomendaciones para realizar un proceso óptimo de orientación vocacional.

  • Haz un proyecto de vida desde que empieces a cursar la prepa, sirve para proyectar las metas dentro de tu futuro y funciona como una guía dentro de tu vida, pero que puedes modificar.
  • Identifica tus aptitudes e intereses, conoce qué es lo que te gusta y ve para qué eres bueno.
  • Reconoce cuáles son las actividades que más te gusta hacer, la materia que más te gusta estudiar, los temas de los cuales te gusta hablar y checa tu capacidad y disposición para trabajar en algo que en verdad te atraiga, como las matemáticas o los laboratorios de química y biología.
  • Revisa las diferentes universidades para ver que los siguientes aspectos sean acorde a tus valores como persona: planes de estudio, colegiaturas y becas, nivel académico, reconocimiento oficial de la institución por parte de la UNAM, SEP o ANUIES, instalaciones adecuadas a tus intereses, bolsa de trabajo, costos de la carrera como prácticas y materiales, perfiles de ingreso y egreso y la filosofía de la universidad

Por último, lo ideal es que te ayudes también de un test vocacional. Estos tests puedes hacerlos en línea y te ayudarán a conocerte un poco más a fondo. 

Fuente: Universia